8 de agosto de 2010

A FASTIDIARSE TOCAN, SEÑORES PERIODISTAS

(Artículo publicado en el diario Marbella Express el 7 de agosto de 2010).

Es cierto, y creo que lo saben hasta los niños de pecho, que existen profesiones cuya dificultad reside más que nada en la competitividad mantenida entre sus miembros, eso tan “deportivo” del ser el primero aunque pises o empujes al compañero. La de periodista de sociedad es precisamente el paradigma de un trabajo en el cual, en el afán de conseguir el liderazgo, algunos, no dudan en lanzar la noticia antes incluso de que se produzca, con lo cual, más que un hecho real, es realmente un invento, a veces incierto, de lo que ellos imaginan o creen que sucederá.

Este pequeño prólogo lo escribo con el objeto de que vaya remitiendo el cabreo e indignación que en las últimas horas siento y sentimos por millonésima vez los habitantes de un lugar cuyo sólo nombre, al parecer, provoca las reacciones más diversas y extrañas que el ser humano es capaz de sentir. Me gustaría conocer la causa, aunque también puedo imaginarla sin mucho margen de error. Marbella es algo diferente. Distinta a muchas ciudades a las que le gustaría tener el “caché”, la internacionalidad, la belleza y la fama que ella posee a pesar de los pesares, o sea, incluso después del diluvio producido por quienes vinieron de fuera a lucrarse y robar lo nuestro bajo la apariencia de convertirse en político o gestores de su urbanismo. Ninguno de ellos era nativo ni residente habitual, cosa que muchos desconocen, pero si fueron ladrones enmascarados con técnicas muy estudiadas.

Pasamos página y emprendimos el camino de la ortodoxia más absoluta, con esfuerzo y dolor, pero especialmente con voluntad de demócratas convencidos aunque tengamos que luchar, en ocasiones, sin la ayuda de poderes políticos superiores que en el momento del error volvieron la mirada hacia otro lado. Marbella Ave Fenix. Marbella luchadora y convencida de su fuerza interior. Verano caluroso pero resplandeciente. Con la montaña y el mar sonriendo complacidos a sus visitantes, pero altiva y dominadora ante el calumniador. Porque estaba claro que llegarían estos. Han llegado siempre En tiempos de bonanza y esplendor, críticos ante los que llamaban con sarcasmo “jet seet o personajes del HOLA”.En los años posteriores, complacidos con nuestra aparente decadencia. Siempre agoreros, siempre cainitas, con la cizaña como artilugio preferido.

Llega agosto y la muy respetable esposa del Presidente de los Estados Unidos decide conocernos en directo. Nada sabíamos sobre ello. Nos alegramos, naturalmente, como lo hacíamos cuando llegaba la primera dama de Mónaco la bellísima Grace Kelly, su antigua colega Kim Novack, Audrey Herbunp, Duquesa de Alba, de Quintanilla, de Arión, el genial Rubinstein, Condes de Barcelona, familia Bismarck, Duques de Windsor, Rock Hudson, Brigitte Bardot, financiero Guepain, Di´stefáno, Edgar Neville y un etcétera tan largo que necesitaría varios artículos para nombrar sólo la mitad de cuantos vinieron detrás de Soriano, marqués de Ivanrey, y su sobrino Alfonso de Hohenlohe Lagembur.

Tan acostumbrados estamos a personajes destacados en múltiples esferas sociales que hemos llegado a ignorarlos voluntaria o involuntariamente cuando hemos rozado nuestros hombros con cualquiera de ellos en uno de los muy estrechos y bellísimos callejones de un pueblo con herencias milenarias. Escribo sin pudor que nadie podría venir a Marbella que nos hiciera exclamar un ¡oh! estremecido, aunque se tratara, por ejemplo de su muy excelsa Santidad el Papa Benedicto.

No hay nada más detestable que hablar sin conocimiento de causa, de oídas, o por lucirse ante un micrófono en una tertulia radiofónica tratando sin conseguirlo de ridiculizar a quienes en el fondo envidiamos en secreto, y a un lugar en el que a veces, por el motivo que sea (no excluyan el económico) no conocemos de verdad ni hemos disfrutado de los dones que el Altísimo le regaló , El sabrá por qué motivos.

A estas alturas de nuestro recorrido, que vengan diciendo ridiculeces sobre la ciudad más famosa que el turismo posee, cuando el Ecuador lo pasamos hace siglos, y aceptamos con idéntica soberanía al noble o poderoso que al señor del bocadillo, es, de verdad risible y me hace pensar en la ignorancia o indiferencia hacia otros temas cuya importancia debían tratar exhaustivamente.

Señores de la información: siento mucho que les moleste la elección de la señora Michele Obama. Atrévanse a preguntarle a alguien cercano a ella por qué viene aquí y no a Mallorca, Ibiza, o el lugar que a ustedes les parezca. Les toca fastidiarse –al parecer- por dicho motivo. De verdad que lo siento. No hay mayor molestia estomacal que la que provoca la envidia.

Ustedes ladren, si les apetece. Marbella seguirá cabalgando.

Ana María Mata

Historiadora y Novelista

5 comentarios:

Anónimo dijo...

De Franco a Zapatero:
entre Michelle Obama y Los Beatles no hay diferencia

http://blogs.lainformacion.com/zoomboomcrash/2010/08/09/entre-michelle-obama-y-los-beatles-no-hay-diferencia/

Anónimo dijo...

Visita de Michelle Obama a Marbella :

http://www.youtube.com/watch?v=_wuo7BZlUIQ

Atentos a partir del 00:25 y 01:15 ...

;P

Anónimo dijo...

Algunas pierden el culo por una foto...

http://marbellaciudadana.wordpress.com/2010/08/05/algunas-pierden-el-culo-por-una-foto/

Anónimo dijo...

El Ayuntamiento de Marbella regalará a Michelle Obama un grabado, Premio Nacional de 2009

http://www.20minutos.es/noticia/782013/0/

Podrían haber buscado otro más bonito ...

:(

Anónimo dijo...

Hay que ser menos 'catetos' con la visita de Michelle Obama...

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/08/02/andalucia/12807
47917.html

:o