10 de abril de 2009

MI CHALA

En el Foro del Rotary Club Benahavis intervino para recitar con su inconfundible tono de voz y sentimiento, el excelente poeta extremeño, Jesús Botana.. Deleitó poemas cortos de Albert, Borges, Cortazar y Garcia Lorca, que fueron escuchados con gran atención. Fumador empedernido recitó en tono jocoso con acento argentino un poema de autor desconocido que no me resisto a darlo a conocer. Se titula MI CHALA.
Dice así:
No se si es cosa ´e mandinga
o es un regalo del cielo;
algunos dicen qué ´es malo
pa mí se me hace qu ´es güeno...
Ricién me dijo el dotor
qu ´esta fatiga que tengo
es por culpa del tabaco
qu ´e esta minándome el pecho,
! y me ordenó que lo deje
si quiero salvar el cuero!
Pero dejar el tabaco
aúra que ya voy pa viejo
y no tengo en que afirmárme
pa tironear los recuerdos...
¿dejar el tabaco, dijo?
!si es cosa que ni la pienso!
Hacen años, muchos años,
yo trabajaba ´ e boyero
cuando prendí el primer chala
pa quemar mi aburrimiento.
!Qué lindo se iban las horas,
que pronto volaba el tiempo
y que hombre me sentí
con el chala entre los dedos!
Cuando mi madre se jue
Sin tiempo para darme un beso,
!quién otro sino mi chala
me acompañó al sentimiento
y se quemó sin renuncios
con tal de darme consuelo
Más tarde, cuando el amor
dentró a golpear mi pecho,
ese amor que ´es vida y muerte
qu ´es triunfo y renunciamiento
y que nos mata de a poco
porque se vive muriendo,
! si habré domao impaciencias
pitando como murciélago!
Y al fin, ¿pa qué?: pa que un día
barriera todo el pampero...
Ella no tuvo reparos
en averntarme los sueños.
Cuando esa tarde me dijo
que no perdiera el tiempo
y supe que otro varón
se había ganado su aprecio,
!menos mal que tuve un chala
que supo darme consejo
y m ´entretuvo la mano
que andaba tanteando el fierro!
Dispués cambié de querencia;
me dijo:"Hacéte resero,
Nada hay mejor que ´el caminpa quién no tiene agfecto".
!las noches que habré pasao
tendido sobre el apero
sin más estrellas que el chala
parpadeando en el silencio!
Más tarde, cuando la vida
m ´enredó entre los puebleros
y entré a borroniar cuartillas
pa darle forma al ricuerdo,
!quién otro, sino mi chala,
me ayudó a escribir los versos!
¿Dejarlo, porqu ´el dotor
me vino con ese cuento
de qu ´´el tabaco hace mal
y está minándome el pecho?
!Deje nomás que me mate!
!Si por el estoy viviendo!

Arturo Reque Cereijo

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por subir tan preciado e irónico poema. Me ha gustado muchísimo.

Un abrazo.

Órfilo.

Rodolfo Marcelo dijo...

El autor se llama Boris Elkin

Rodolfo Marcelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.